Donald Trump y Hillary Clinton: La entrevista laboral más compleja

Administrator
Donald Trump y Hillary Clinton: La entrevista laboral más compleja
Donald Trump y Hillary Clinton: La entrevista laboral más compleja

Donald Trump y Hillary Clinton: La entrevista laboral más compleja

259 Visitas


¿Qué pasaría si nos ponemos en el supuesto que los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, fueran postulantes a un puesto de trabajo en una organización?
Actualmente, podríamos decir que los dos representantes políticos aspiran a la dirección de una de las más grandes “empresas” en el mundo: Los Estados Unidos de América. Podría parecer una comparación exagerada, pero lo que ocurrirá finalmente es que los ciudadanos americanos escogerán a su representante máximo, el equivalente al directivo de más alto rango en una empresa. 

En este sentido, y en base a las personalidades, conductas y pensamientos opuestos que manejan los dos candidatos: ¿Qué tipo de liderazgo ejercerían?, ¿Cuál sería su perfil profesional?, ¿Qué fortalezas y debilidades tendrían?, preguntas importantes que un país debe hacerse antes de tomar decisiones. Dos analistas políticos internacionales y expertos en comunicación nos dieron sus opiniones sobre este supuesto. 

Por un lado, Ramiro Escobar, comentó que la candidata demócrata sería la postulante perfecta en el marco de una empresa estatal, debido a sus 30 años de experiencia profesional ligada al contexto político, pues ha sido secretaria de Estado y ha acompañado a su esposo en temas de gestión estatal. Además, comentó que si se tratara de una empresa privada, también resultaría buena opción por su capacidad ejecutiva y las buenas relaciones empresariales que maneja. 

Por otro lado, Francisco Belaunde, sostuvo que un punto a favor de Hillary Clinton es que es una abogada exitosa, muy bien conectada con los grandes magnates de Wall Street, considerada parte del “establishment financiero”, un rasgo bastante cautivador a nivel empresarial. Sin embargo, también hace el contraste con las acusaciones que ha recibido por hacer uso de su mail personal para comunicar temas del Estado, lo que demuestra irresponsabilidad. No obstante, señala que “es bastante más predecible que su contrincante republicano, quien resulta más audaz, pero ello implica muchos riesgos”, aseguró. 

En el caso de Donald Trump, Escobar explicó que un rasgo atractivo sería el hecho que maneja muchas empresas y está al día con el tema financiero. La contraparte está en que tiene muchas deudas, ha sido acusado por estafa y además, suele tener problemas con la gente, características negativas frente a un puesto de trabajo. “Trump es un tipo díscolo y gracioso, pero ha tenido problemas judiciales, insulta a los inmigrantes y no trata bien a la mujeres. Si yo fuera un gerente que está entre la decisión de estos dos postulantes, elegiría a Clinton, no siendo, tal vez, la mejor opción del mundo, pero prefiero evitar a alguien que tiene problemas de estafa y encima no va a contribuir al clima laboral, aunque haga dinero”, determinó. 

En esta misma línea, expresó que hoy en día las organizaciones buscan varias cosas a la vez: calidad de la persona, capacidad de vinculación con la gente así como sus habilidades profesionales y técnicas. 

De la misma manera, Belaunde comentó que observaría el historial de Trump, el cual no es precisamente bueno, ya que ha sido acusado por estafas y no se lleva muy bien con la gente. Sin embargo, también consideraría que es una persona bastante ambiciosa, pues sabe utilizar muy bien las normas tributarias para la elusión de impuestos y siempre está en la búsqueda de utilizar menos recursos, tema que muchas organizaciones buscan. En contraste, explicó que en términos de calidad humana, el candidato carece de virtudes, lo cual sería nocivo para la empresa. 

Y usted, ¿a quién elegiría como el máximo directivo de su empresa?

Suscríbete






Comentarios: